VIVEROS DEL SOTO OLIVÁN

 

  • Superficie: 15 hectáreas
  • Ubicación: Yesa (Navarra)
  • Especie: Oncorhynchus mykiss (trucha arco iris) y  Acipenser Naccarii (Esturión mediterráneo o adriático).
  • Río: Aragón.

  • Concesión: 5.000 l/sg.
  • Producción anual: 600 toneladas de trucha superior a 3 kilos, 15 toneladas de hembras de esturión de 12 a 14 años para el proceso de caviar, 15 toneladas de esturión macho de 8 a 12 kilos.
  • Número de empleados: 10.

CARACTERÍSTICAS

Piscifactoría tradicional

La piscifactoría cuenta con una dilatada trayectoria que data de la segunda mitad del siglo XX. Cuenta con el equipo humano más veterano del grupo, heredero del saber tradicional piscícola, y que se ha adaptado a los avances tecnológicos que Caviar Pirinea está desarrollando en todas sus plantas.

 

Manantial Aguas Claras

Los alevines de trucha nacen de una hueva seleccionada en las piscinas adaptadas de esta piscifactoría que se nutren con el manantial Aguas Claras, de condiciones fisicoquímicas óptimas para su ideal desarrollo. El agua cristalina y pura de este manantial, unido a los protocolos y controles estrictos, garantizan la seguridad sanitaria de la trucha.

Entorno histórico y espiritual

La planta de Yesa está ubicada en un espacio natural y patrimonial privilegiado. Enclavada en pleno Pirineo navarro, la piscifactoría está rodeada por monasterios medievales como el de Leyre o el castillo y santuario de Javier, patrón de Navarra. Además por su inmediaciones transcurre el Camino de Santiago. Todo ello confiere al lugar de un halo espiritual y mágico, lleno de historia, digno de ser visitado.

Nuestras piscifactorías se encuentran en entornos privilegiados y en las mejores condiciones, consiguiendo así un producto de máxima calidad.

El privilegiado entorno natural de nuestras tres piscifactorías, dos a los pies del Pirineo aragonés (El Grado y Oliván) y una en el navarro (Yesa), confiere las condiciones idóneas para el desarrollo de la acuicultura, que dan como resultado un producto de máxima calidad.

Los fundadores de la empresa cuentan con más de cincuenta años de experiencia en acuicultura y más de dos décadas en la cría del esturión.

Caviar Pirinea se mantiene fiel a sus valores fundacionales y de respeto al medio ambiente y que  se resumen en la  preservación de ecosistemas y la biodiversidad para hacer sostenible la actividad. Sus buenas prácticas le han valido conseguir el certificado mundial de acuicultura ecológica tanto en la piscifactoría como en planta de transformación de Yesa.